Cortometraje

2093 días

En este poema visual y performativo, Carolina busca reescribir su memoria de un paisaje que fue su hogar hasta el día en que se convirtió en el escenario de una pérdida traumática.
Han pasado 2093 días desde que estuve aquí.

En mi último recuerdo todo en este lugar me producía malestar:
el mar,
el sonido de las olas mezclado con llanto,
el sol de febrero,
la arena bajo mis pies,
el silencio incómodo,
las miradas de los desconocidos,
las nubes pasando,
las hojas de almendro sonando por el viento,
mi piel quemándose
y tus manos, tus pies y tu cuerpo reposado inmovil sobre la arena.

En mi mente
Todo allí era dolor.
Todo allí era oscuridad.
Todo allí era silencio.
Hace 2093 días lo vi por última vez.
Después de ser casa, barrio, hogar…
En solo minutos millones de recuerdos me abandonaron aquel día.

Hace 2093 días.

Hoy lo veo y no siento nada
Ni malestar, ni cariño, ni deseo
Un sentimiento de indiferencia me invade.
Ya no es casa, ni recuerdo, ni malestar.
Su sonido ya no me aterra, pero su fuerza aún me intimida.
El almendro ya no suena. Ahora es silencio.
El sol ya no quema
Y la arena ya no lastima.

¿Será que te olvidé?

Quizá no todo en la naturaleza sea alegría

2093 días hicieron falta para darme cuenta que ya no estás ahí.

CRÉDITOS

Realización
Carolina Bello

Poema
Carolina Bello

2020
Playa Hermosa, Costa Rica

Publicado en Noviembre 2020
Volumen 4, Número 5

NUESTRAS RECOMENDACIONES

Sobre el agua, sobre la muerte

Un acercamiento al primer largo documental de Sky Hopinka.

El ojo que articula pertenece a la tierra

Un viaje experimental a través de umbrales líquidos.

Una ventana espejada

Una mirada directa a la muerte desde una distancia necesaria.

Mutante

Una exploración inmersiva de la materialidad de la muerte.

MÁS HISTORIAS
OJOWimblu-gris-05

En Wimblu creemos en el poder de las historias para re-imaginar un mundo justo y sano para todas las formas de vida.

Apoyá nuestra revista
pencil heart magnifier cross chevron-up