noticias

Nuevo Volumen, nuevo enfoque & nueva casa

23 de julio de 2020

Wimblu nació hace 10 años hacia el final de nuestros estudios en fotografía, cuando, interesades por el documental y las causas sociales y ambientales, decidimos unir fuerzas para contar historias en esa línea. Aunque en aquel momento no teníamos claro el cómo, sabíamos que queríamos vincularnos con nuestro entorno de la forma más directa posible y sabíamos que queríamos contar las miles de historias que nuestro mundo alberga.

 

Nuestros primeros años nos vieron pasar por muchos caminos, colaboramos con diferentes organizaciones y realizamos diversos proyectos independientes. Nuestra forma de trabajar tomó muchas formas, pero al proyecto le hacía falta una dirección clara. Por eso en el 2017 decidimos relanzar Wimblu, esta vez enfocades en crear una plataforma digital para contar nuestras historias y también dar espacio a otres autores para avanzar el documental creativo en la región. Comenzamos entonces a publicar una historia cada mes y medio, aproximadamente, cerrando el volumen al final de cada año.

 

Rápidamente nos dimos cuenta que tanto como productores, como editores, nos atraían siempre temas relacionados a ecología, y además notamos que habían pocos espacios enfocados en tratar este tema desde una sensibilidad más afectiva, artística y espiritual. De esta forma, en el 2020, en medio de la crisis planetaria en que vivimos, Wimblu encontró la misión para la que había nacido: contar historias que reconecten ecología, cultura, espiritualidad y justicia para restaurar nuestro sentido de pertenencia y conexión con el planeta.

 

Decidimos además cambiar el formato para darle más coherencia y fuerza a cada volumen. De manera que con esta nueva entrega empezaremos a publicar un volumen cada cuatro meses curando sus historias alrededor de un concepto específico. En esta ocasión, nuestro tercer volumen gira alrededor del tema Reconectar. Las historias de este volumen exploran relaciones que han sido mutiladas o dañadas, y ofrecen posibilidades para reconectarlas. Sea con un paisaje, con nuestros propios cuerpos, con nuestres ancestres, con la historia, o hasta con seres que no podemos ver, este volumen reivindica las conexiones que sostienen y dan sentido a nuestra existencia.

 

Para trascender las soluciones técnicas y a corto plazo a la crisis ambiental, necesitamos un verdadero cambio de visión. Necesitamos valores, perspectivas y cosmovisiones que devuelvan al mundo su aspecto sagrado y que nos recuerden que los seres humanos también somos naturaleza. Para todo esto han sido siempre esenciales las historias. Por eso, en Wimblu, ahora más que nunca, creemos en el poder de las historias para re-imaginar un mundo justo y sano para todas las formas de vida.

 

¡Que lo disfruten!

 

Con cariño.

Alessandra, Carolina & Pablo.

Compartir:

Ir arriba